Soluciones de alojamiento en la nube: ¿Cómo elegir el proveedor adecuado?

#alojamiento en la nube #centro de datos #nube

5 trucos para elegir las mejores soluciones de alojamiento en la nube


Si estás leyendo esto porque buscas aquellas soluciones de alojamiento en la nube que mejor se adapten a tus necesidades y presupuesto, estás en el lugar idóneo. De forma breve, concisa y sencilla te vamos a mostrar cómo encontrar el alojamiento que necesitas con unos pequeños “trucos” que encontrarás muy útiles.
¡Empecemos!

¿Qué es el alojamiento en la nube?

La computación en la nube es una tecnología innovadora cada vez más utilizada en entornos empresariales y domésticos. Básicamente, se trata de utilizar toda una red de servidores interconectados que son capaces de alojar y ejecutar aplicaciones distribuidas. Es decir, que podemos utilizar los recursos de la nube para diversas tareas, entre ellas, alojar un servidor web.

 

¿Qué diferencia hay con el alojamiento web tradicional?

Para que tu página web esté en internet y los internautas puedan visitarla, es necesario que esté disponible en un servidor. Antes de la llegada del cloud computing (computación en la nube), este servidor era una máquina física alojada en un centro de datos. Esa máquina ejecutaba el software servidor (Apache, Nginx, etc.) y cuando un visitante entraba, le mostraba la web.

Sin embargo, en las soluciones de alojamiento en la nube, el software servidor utiliza los recursos de esta red de computadoras interconectadas. Gracias a ello, podemos asignar recursos como memoria, CPU, espacio en disco… de forma dinámica, sin necesidad de reinstalar el servidor o ponerlo en mantenimiento. De esa forma, tienes justo la potencia que necesitas en función del tráfico que recibes.

 

Eligiendo el mejor alojamiento en la nube

Para seleccionar el proveedor que más se ajusta a tus necesidades, solo tienes que aplicar los 5 trucos siguientes:

Truco 1: Capacidad de escalabilidad inmediata

La mayor parte de los proveedores de soluciones de alojamiento en la nube te permiten configurar tu servidor seleccionando el número de CPUs, la cantidad de memoria RAM, el espacio de almacenamiento (mejor en discos SSD), y los servicios opcionales.
Si tu web es pequeña, o todavía no has lanzado el proyecto, elige el plan más básico y cerciórate de que el proveedor te deja subir los recursos en cualquier momento. Es decir, si necesitas más memoria RAM porque recibes más visitas, debes poder entrar en el panel de control del alojamiento en la nube y asignarla directamente. El sistema te proporcionará más memoria en unos minutos sin necesidad de poner la web en mantenimiento.

Truco 2: Nivel de seguridad

Es muy importante que verifiques que el proveedor implementa las medidas de seguridad más habituales, y que te ofrece las últimas versiones de PHP, MySQL, etc. Comprueba también que te instala un certificado SSL, aunque sea uno gratuito, como Let’s Encrypt.

Truco 3: Situación del centro de datos

No pases por alto dónde va a estar tu nube, eso afecta al reglamento de protección de datos europeo y a la velocidad de acceso de tus usuarios. Si tu negocio está en España, mejor un centro de datos europeo.


Truco 4: Tarifas adaptables

Este truco está asociado al primero. Comprueba que la tarifa que pagues se adapta a los recursos que consumas de manera escalable. Es decir, si necesitas más CPU, pagarás una cantidad proporcional por el aumento. Huye de las tarifas muy económicas que luego suben como la espuma cuando intentas ampliarlas.

Truco 5: Atención al cliente

Por último, pero no menos importante, ponte en contacto con atención al cliente antes de contratar un plan de alojamiento en la nube. Comprueba si te atienden rápido, amablemente, y de forma profesional. Elige siempre proveedores que te ofrezcan una atención directa vía telefónica o chat, evitando los que solo ofrecen un formulario web para el contacto.

 

El momento de la selección

En realidad, con estos sencillos consejos ya puedes seleccionar tu proveedor de soluciones de alojamiento en la nube que mejor se adapte a tus necesidades. Como se trata de un servicio escalable, no te preocupes mucho sobre qué paquete elegir al principio.
Recuerda comprobar que las tarifas tienen un precio competitivo y que escalan correctamente conforme subes los requisitos de recursos. Examínalas a fondo y con tranquilidad.
¡Adelante, compara ahora los diferentes proveedores de alojamiento en la nube y elige el tuyo!